Técnica layering piel asiáticas

¿Por qué parece que la piel de los asiáticos permanece siempre lisa y no envejece? ¿Cuál es el secreto de su piel de porcelana?

Por lo general, la piel de los asiáticos tiende a ser muy fina y suave de manera natural, pero, además, las mujeres insisten en sus cuidados de estética diarios. En concreto, la técnica japonesa del Layering, una limpieza de cutis basada en la aplicación de capas, que requiere de constancia y que está triunfando entre las beauty bloggers.

Técnica del Layering

Esta técnica consta de 7 pasos (sí, 7, pero sencillos) que hidratarán y nutrirán nuestra piel a través de la aplicación de diferentes sérums.

1. Limpieza con aceite vegetal

Como siempre se nos ha dicho, hay que empezar por limpiar nuestro rostro. Y la mejor manera, según los japoneses, es a través de un aceite desmaquillante. Este ayudará a eliminar cualquier tipo de suciedad. El aceite que empleemos debe ser vegetal orgánico (aceite de oliva, de almendra, argán, jojoba, rosa mosqueta…).

2. Limpieza con jabón

Una vez hemos limpiado nuestro rostro con el aceite, debemos eliminar los restos de este con una segunda limpieza, esta vez a base de jabón. Se recomienda usar jabón liquido ya que resulta más higiénico que el sólido.

3. Tonificación 

Es hora de reequilibrar la piel de nuestra cara, ya que el agua, según el tipo de piel que tengamos, puede perjudicar nuestra piel. Por ello es importante usar algún tipo de loción que tonifique como el agua florar, la lavanda, el vinagre de manzana… Con un disco de algodón, lo aplicaremos por nuestro rostro y dejaremos descansar a nuestra piel unos minutos.

4. Serums

Es hora de empezar con los serums que van a nutrir nuestro rostro. Debemos escogerlo según las necesidades de nuestra piel y la edad. Lo aplicaremos con la punta de los dedos en movimientos circulares por toda nuestra cara y el cuello.

5. Contorno de los ojos

No todas las zonas de nuestra cara tienen la misma sensibilidad. El contorno de los ojos, en especial, es la parte más delicada, por lo que deberemos tratarla de manera específica. Para nutrirlo adecuadamente, necesitaremos una crema con textura delicada y muy nutritiva, que aplicaremos a pequeños toquecitos por todo el contorno.

6. Crema hidratante

El esencial: la crema hidratante. ¿Cómo debe ser? Necesitamos una crema de día con una textura altamente hidratante y nutritiva. (Si tienes la piel grada, es recomendable usar un producto opaco para contrastar el exceso de sebo). Siempre es mejor elegir cremas con efecto protector del sol (filtros UV).

7. Bálsamo labial 

Llegamos al último paso. Una vez hemos terminado con el rostro, no podemos olvidarnos de los labios. Por ello, los exfoliaremos usando un cepillo de cerdas suaves o nuestros dedos. Seguidamente, aplicaremos un bálsamo hidratante que, además, los proteja de los cambios de temperatura y de los agentes externos.

 

¿Te gustaría conocer a fondo todos los secretos de estética? ¡No dudes en apuntarte al CFGM en Estética y Belleza de Thuya Escuela!

¡También te puede interesar nuestro Curso de Estética Superior o nuestro Curso de Estética Integral!